Diferencias entre un vino de crianza y gran reserva

El tiempo es el factor que diferencia a los vinos en categorías, más allá de la cosecha de la vid o su procedencia. El período de almacenaje es la característica más cotizada entre los morapios, que determina la calidad y los costos de los productos, de acuerdo a los métodos utilizados por el vitivinicultor.
Decir que un vino es de Crianza o entra en la clasificación de Gran Reserva estará supeditado a los lapsos que la Denominación de Origen establece para que el vino mantenga el estándar.
El vino de Crianza se comercializa en el tercer año de vida, con un mínimo de almacenaje en la barrica de un año para los tintos. El envejecimiento del morapio se prolonga en el tiempo de embotellamiento, que se puede extender sólo hasta los diez años de vida, dependiendo del modo de depósito y conservación.
En el caso del vino Gran Reserva, es una catalogación de mayor calidad de vinos, ya que debe pasar más tiempo de maduración en la barrica, a diferencia del vino de Crianza. También se distinguen por la calidad de la uva, que suele ser de exclusivo uso para esta clasificación.
Se etiqueta después de dos años de maduración en una barrica de roble, luego de haber pasado tres años más de embotellamiento, sumando un mínimo total de cinco años de envejecimiento
Ante estas denominaciones de calidad y tiempo existen intermedios; los vinos Jóvenes y Reservas son alternativas que se acercan a las categorías de Crianza y Gran Reserva, respectivamente. La diferencia es la misma, el tiempo de embotellamiento y maduración en las barricas de robles.
Los vinos Jóvenes o los denominados tintos de año no suelen mantenerse en la madera por mucho tiempo. Se comercializa en su primer año de vida, y sólo conserva sus propiedades durante unos dos años como máximo. En cambio, el vino de Reserva ha estado tres años almacenado, y debe envejecer en barricas por lo menos un año.
Es una fórmula sencilla para reconocer a un vino, pero no siempre se cumple en todas las Denominaciones de Origen. En el caso de Chile, sus leyes les permiten a los vitivinicultores manejar los tiempos de una manera más conveniente, y la forma de reconocer la diferencia es a través de los precios.
La ley chilena estipula que un vino gran reserva chileno debe constituir un “producto de características organolépticas distintivas y propias, que ha sido objeto de tratamientos con madera”. Esta ley no establece que las barricas sean de roble estadounidense como se determina en las diferentes denominaciones de origen, siendo estas mucho más costosas que las barricas de bodegón.
Es por esto que el precio es una variable que debe considerarse para precisar su nivel de producción.
Por último, se encuentra el caso de la Denominación de Origen cualificada de Rioja, una categoría de vino español proveniente de la Ribera del Duero que es reconocido por su estándar de calidad, al extender el período de maduración, en relación a los vinos convencionales. Esto le permite transferir una multitud de matices aromáticos de la barrica, que definen su textura y condicionan su sabor.

COMMENTS (2)

  • alberto carlos ferro

    el tiempo en barrica para “crianza” y para “reserva” es segun esta nota , el mismo es asì ? la diferencia esta en la estiba ?el tiempo en barrica de 12 meses para ambas calidades , es de mìnima ?

    • Justo Peralta

      Señor Ferro
      Muchas gracias por sus comentarios, al ser uvas especificas para cada caso, es el Enólogo quien decide el tiempo en barrica, y que a criterio del mismo puede variar entre 8 meses y 24, también depende si la barrica es nueva o de 2do uso y el carácter que quiere darle a ese vino. En ambos casos, no solo la permanencia en las barricas es importante, también lo es la estiba, tan importante para la maduración y prolongación de la “vida” del vino. Como le dije el criterio del Enólogo es determinante, pero también confluyen una serie de factores, como el lugar, el momento de la cosecha, factores climáticos y en especial la tierra. Por parte del consumidor tiene que saber a los buenos vinos hay que esperarlos, puede ocurrir que un vinos no nos satisfaga cuando lo bebemos y un año después nos resulte excelente.

Dejanos tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CARRITO

X