fbpx
Diccionario del vino: palabras claves para definirlo

Los términos primarios que se deben conocer de un vino son su estructura y características- que en el mundo vitícola son amplios- y un ejemplo de esto son las palabras aroma y afrutado.

La primera, es el olor destilado de frutas que deja el vino desde que se abre hasta que se consume, mientras que el olor afrutado es la intensidad de esta esencia en el morapio. Estas palabras se correlacionan con el sentido del olfato, principal catador de vinos; pero la mayoría de las expresiones de esta jerga tan peculiar hacen referencia al sentido del gusto.

Por otra parte, el bouquet es la unificación armoniosa de los olores en un vino maduro, donde el aroma y la madera compaginen adecuadamente; mientras que los expertos definen el balance del vino como aquella propiedad que mantiene en equilibrio entre todos los elementos que lo componen como el azúcar, la acidez y los taninos, junto al bouquet.

A esto se le añade la fragancia floral, donde se evoca a la primavera entre el aroma y el bouquet, mientras que la calidad del bouquet se esconde tras el término “buena nariz”, donde se refleja la cualidad del morapio.

Diccionario del Vino

Cuando el peso y la sensación del vino invaden su boca, siente su cuerpo. Es como montarse en una ruleta de sabor, donde la intensidad sube al tener un sorbo retenido. Por otra parte, un vino ligero, suele ser refrescante, pero esto no significa que sea débil.

Un vino robusto tiene mucho cuerpo y llena la boca, pero una bebida común es corriente y aceptable como el vino de mesa. También están los vinos con carácter, donde la bebida tiene cualidades especiales.

Un vino con vida, joven con una equilibrada acidez, y una sapidez alegre cierra con broche de oro el sorbo de vino, pero su casta habla de un vino de excelente calidad, carácter y firmeza.

En cuanto los conocedores de vino hablan de vino y recurren a la expresión “roble”, se evoca la sensación de un vino con mucha finura y armonía, y es evaluado como un factor positivo, siempre y cuando no tenga ese sabor en exceso.

Existe mucho que decir de la astringencia de un vino, y es que la aparición de esta palabra en una reunión significa que tiene en sus manos un vino tinto joven con un amargor causada por los taninos bajo el proceso de lubricación de la saliva.

Por último, el acético, mohoso, verde y encorchado son los términos que no deberíamos escuchar nunca en una cata. En el primer término, el olor y sabor a vinagre son dominantes y denotan un vino dañado. Esta condición se liga con un vino verde, que tiende a ser inmaduro y punzante, advirtiendo que el vino no se debe consumir.

En el caso del encorchado, una falla en la producción o una desintegración del corcho, originó una descomposición de la bebida, que se siente con sólo olerlo.

Dejanos tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

CARRITO

X